miércoles, 25 de abril de 2018

Literatura del yo, autoficción y otras nimiedades

El pasado 20 de abril de 2018, en el ciclo "Veladas Literarias", que ocurre en la librería Caburé Libros el tercer viernes de cada mes, y en el que se homenajean escritoras por escritoras; asistimos a una mesa fermada por Laura Ponce, Cecilia Malem y Mariana Enriquez en homenaje a Liliana Bodoc.

Aunque cualquiera pudiera pensar que esta entrada tratará sobre la homenajeada, haré una breve mención: hay que leer a Liliana Bodoc porque ha escrito cosas en la ciencia ficción y la épica-ficción (si se me permite la invención del género) que están más allá de lo infantil y juevinl (decir "infanto - juvenil" suena a Las Tumbas, la verdad)

Lo que en realidad se tratará en este artículo (detesto la expresión "entrada") es un comentario de Mariana Enriquez acerca de que algunas escritoras no pueden escribir "más allá de su experiencia personal".  La idea era resaltar la falta de horizontes, el no poder mirar el mundo en su vastedad. No ver más allá de sus narices, como se decía allá tiempo y hace lejos.

Pensé que eso, tal vez, tenga que ver con la así llamada literatura del yo, la autoficción, el nano mundo de twitter o el mismísimo facebook que, como un microspio electrónico, hace que una ameba nos parezca un T-Rex.

Es que en este mundo del detalle, de la discusión permanente acerca de las tres nuevas funciones del nuevo teléfono de la manzanita (la verdad me quedo con el sello discográfico, si es que aún existe) o del galaxia no-sé-cuánto que ahora permite mirar un poco en diagonal sin perder el eje de la bisectriz del triangulo isóceles mientras Capricornio asciende sobre Sagitario.

Eso, sin mencionar a las serpientes de madera, como diría el gran Federico Pracino

Es decir, como para ir redondeando, que no es extraño que los y las escritoras de estos tiempos se dediquen a nimiedades, a nano historias  que no pasen de ahí. De eso se trata este posmodernismo posrrealista posverdadero. De boludeces, por decirlo en castellano rioplatense.

Las grandes historias están, como bien decía Mariana, en la ciencia ficción, en Stephen King, en Liliana Bodoc.

Lean a Liliana Bodoc.

Buen provecho, y gracias por la comida!

Mariana Enriquez


Fernando Berton
Abril, MMXVIII
Publicar un comentario

Entrada destacada

Inteligencia Artificial

¡Hola! Soy el robot, ¿cómo estás? ¿Cómo puedo ayudarte esta mañana? Tengo un sinnúmero de funciones entre las que se pueden contar ayuda fi...