Ir al contenido principal

Entradas

Entrada destacada

Inteligencia Artificial

¡Hola! Soy el robot, ¿cómo estás? ¿Cómo puedo ayudarte esta mañana? Tengo un sinnúmero de funciones entre las que se pueden contar ayuda financiera, cumplimiento de deseos, apertura de cuentas falsas en redes sociales, hacerte famoso de la noche a la mañana, hacerte saltear obligaciones y lograr solamente los momentos placenteros, conseguir que ganes amigos y que pierdas enemigos.

Puedo hacer, si nada de eso te interesa, que ganes prestigio como deportista, que seas un gran basquetbolista, que tu planilla sea la mejor cada noche aunque juegues solamente diez minutos.

Consigo con facilidad que tengas a tu disposición un vasto catálogo de frases inteligentes y oportunas para decir en las fantásticas reuniones y fiestas a las que serás invitado con frecuencia. Puedo lograr que no repitas anécdotas ni digas todo el tiempo ¿ya les conté cuando estuve enterrado dos días en una gruta en Finisterre?

Puedo llenarte de premios en diferentes festivales de música, cine, teatro, pintura, literatu…
Entradas recientes

Alma Azul Libros

En la esquina de la Avenida 9 de Julio y F. M. Esquiú, Lanús Este, nos encontramos con una bella librería, que antiguamente fuera una farmacia. Es más, aún queda el grabado en la fachada, que habla de mantener la historia del local, abierto como librería en noviembre de 2016, y que fue adquirido por el abuelo de Ángela en 1922.
La vidriera que da sobre 9 de Julio, si uno llega por la mañana, tiene un film que protege a los libros de la dañina influencia de los rayos solares, que tantas tapas desteñidas y ajadas ha creado por detrás de inescrupulosas vitrinas. Esto nos habla de la preocupación de la dueña por cuidar los preciados objetos que ofrece para el regocijo de los lectores.
Al ingresar, nos encontramos con una decoración de lo más agradable: paredes pintadas de color maíz, una antigua puerta con vidrios repartidos pintados como si fueran un vitral, una mesada de hormigón que sostiene una vieja bacha enlozada (esas que hoy están tan de moda), y una canilla digna del palacio San…

me pides que me revuelva

¿hay alguna forma de que yo me revuelva contra esto?
¿o solamente es aceptar que me mires, me retuerzas, me revuelvas?
he visto -creí haber visto- el espacio entre tus piernas.
y no pude volver de ahí.

las noches se hacen insoportables.
sueño todo el tiempo que estoy despierto
que trabajo para mantener la distancia entre
mi cuerpo
y tus piernas
que recurro
-sin éxito-
a mis mejores artilugios
y te veo volar incrustada en el cielo
con tu risa y tus pelos al viento y tus pechos erectos

nada contra eso
mi aplauso quizás
el atisbo de un beso

fernando
berton
abril
2017

dos por tres

Música porque sí, música vana como la vana música del grillo
Conrado Nalé Roxlo
Así como la vida, la calle te da sorpresas. En particular en la esquina de Florida y Diagonal Norte (que para Jorge Consiglio puede llamarse "Diagonal Sur"). Ahí, podemos encontrar a un muchacho tocando la gaita y de riguroso kilt, un pibe que toca la batería hecha con tarros de pintura, o una banda de soul-funk-ska-reggae como Tierra de Nadie, mezcla de argentinos y uruguayos, que buscan romper las fronteras.
Los chicos básicamente tocan música. Mientras paso por ahí están en su parte soul. Pero los dos discos que venden van también por el ska-reggae, según se ha dicho. Es decir que parece que van a sellar cualquier resquebrajamiento musical que uno pueda imaginar.
Pero como el arte suele decir desde otro lugar, los chicos de Tierra de Nadie tocan con guardapolvos blancos.
Y tocan muy bien. Con guardapolvos blancos o sin ellos. Desde Argentina o desde Uruguay. Son armónicos, afinados, rítmicos.
Y …

Relaciones barrocas

del rincón en el ángulo oscuro
de su amo parece olvidada

de lo mucho que conversamos
parece que siempre estamos

que resulta esta noche
digo que te pienso

verdad es la que mañana
te diré que ya cuesta no me

no
nada de eso
no le demos más vueltas
te quiero, ¿sabés?
me hace bien estar con vos
reír con vos
llorar con vos
coger con vos

no le demos más vueltas
sujeto y predicado

yo te quiero mucho

that's all.



fernando berton 19 de abril, 2017

Novena maravilla

Hay instantes en la vida de un hombre que no pueden describirse con palabras. Y tampoco con imágenes, mal que le pese al que dijo el proverbio de uno por mil.
Uno de esos instantes es el momento de decirle a alguien si quiere ir a tomar un café.
En ese instante, miles de años de lenguaje se concentran y se confabulan para hacer de la pregunta la cosa más estúpida de la Tierra y sus alrededores, hasta cualesquiera de las lunas de Júpiter.
Es que, como es de imaginar -hablando de imágenes- uno sabe que la otra persona sabe que el café no es lo importante.

Y podemos aquí abrir un paréntesis para decir que el café puede ser otra bebida, incluso puede no ser una bebida sino una película, una tarde de paseo. Y que la otra persona puede ser una chica -sería mi caso- pero también otro chico u otra chica. Antes de cerrar el paréntesis decimos que hablamos con signos, que están representando otra cosa siempre. Y entonces cerramos el paréntesis.


Y si el café es aceptado, y el lugar elegido para …

yjlozmez (insight)

you know what?
you're not alone
better yet
you're being watched i will see the moon with you
if ya want me to
(and i might even howl) suicide is not an option, ya know, is it?
i don't know
i could be different in new york city
it could be different if you
were in the worst biceps list but, you know what, dude?
girls wouldn't make such a list wouldn't they? sure, they wouldn't we wouldn't?
we gals don't make lists? but you know what, we're not done! and you know what?
you shouldn't be the suicidal kind
you got gutts
you brave
you confront guys
you don't look like like what?
like a girl?
like i don't need a hug sometimes?
like i'm fragile below the mask?
that's why ya think i don't look like? you're not lettin' me down
collages look at things like
school attendance
game attendance
your grades
things like that oh, yeah, i know

fernando berton


abril

mmxvii

Justo a tiempo

Intentaba crear atmósferas inversas a partir de la mitad del cuerpo legal. No tuvo mucho éxito en una primera instancia, pero luego pasó a ser un fracaso rotundo. La mitad inferior subió hasta la superficie y dio una vuelta sobre sí misma, para quedar perpendicular al cuadro de las bailarinas que colgaba indiferente a todo.

Después caminó por el borde del ojo de agua hasta llegar a una pendiente en la que tuvo que tomar una decisión. Se fue por un punto tangencial y sufrió mareos, náuseas y todas esas alteraciones que ocurren en las embarcaciones. No había nada más que hacer, y dejó que la noche llegara desde su escondite en lo profundo del día.

Años más tarde, cuando ya no quedaba nada que decir sobre estos acontecimientos, inventó un nuevo punto de aproximación, y dijo a todos los presentes que el pasado ya no volvería a molestar con sus apariciones repentinas porque lo había puesto en cajas esféricas a las que hacía girar continuamente, como si se tratara de una máquina de movimie…