martes, 6 de marzo de 2018

Algún día nunca llega

Las mañanas suelen seguir a las noches,, como los miércoles a los martes, y los marzos a los febreros. eso, al menos, decía virginia woolf en las olas. 


 pasamos de lo complejo a lo sencillo sin darnos cuenta.
oliveira, en el capítulo 41, le dice a traveler:

Vos tendés a moverte en el continuo, como dicen los físicos, mientras que yo soy sumamente sensible a la discontinuidad vertiginosa de la existencia

la realidad suele ser algo engañosa, ya lo decía el viejo platón. por eso es mejor que en estos momentos me vaya a dormir, y me deje de molestar al pobre lector desprevenido, que cuando cree que se ha librado, vuelve de pronto a ser interpelado.

salú, y nos vemos próximamente.




No hay comentarios:

Entrada destacada

Inteligencia Artificial

¡Hola! Soy el robot, ¿cómo estás? ¿Cómo puedo ayudarte esta mañana? Tengo un sinnúmero de funciones entre las que se pueden contar ayuda fi...