miércoles, 22 de febrero de 2017

¿viste? yo te dije

piano man

La noche llega indefectible.
Sabemos que el concurso real de las altas horas de la tarde no le llega ni a los talones a las altas horas de la madrugada.
Existe una controversia acerca de las altas casas de estudios.
Pero no es esto lo que venimos a dilucidar hoy. Que es de noche y ha llovido estrepitosamente durante un rato, para que luego salga el sol. Bueno, el sol no sale de noche, vaya a saberse si por menor de edad, porque la mamá no se lo permite o por una simple cuestión de cansancio. Posta, hay que estar todo el día dale que dale quemando hidrógeno para, encima, tener que salir de noche. No es vida.
Así que como quiera que sea, las altas horas y las altas cosas compiten, quizás, con la alta costura, que llega como quien no quiere la cosa. 
Hemos visto que la alta costura nos lleva a un estado de refinamiento que no es propio de este espacio. Verdad, acá se defienden otras cuestiones, otros refinamientos, otros conceptos; pero nada de alta costura. 

En fin, la cosa se ha ido de las manos. 
Esto ya no es más lo que era.
Recurro a la buena voluntad de los lectores, que sabrán disculpar las molestias ocasionadas.
Estamos trabajando por un blog mejor.




fernando
berton
febrero
veinte diecisiete

Publicar un comentario

Entrada destacada

Inteligencia Artificial

¡Hola! Soy el robot, ¿cómo estás? ¿Cómo puedo ayudarte esta mañana? Tengo un sinnúmero de funciones entre las que se pueden contar ayuda fi...