miércoles, 2 de noviembre de 2016

Mañana nunca llega

y de pronto
la noche

C. Pavese

puede ocurrir, claro que sí, que te tome por sorpresa. y no habrá nada que hacer, salvo aceptar. las palabras dirán lo que puedan.
vanas excusas.
velos sutiles a las verdaderas intenciones.

todo es como una congoja,
como un destello de ilusión,
como un sentir que irrumpe la felicidad en medio de la mala suerte.

yo  ya no quiero despertarte,
ni amarte con toda mi piel.

vos sos vos
y yo soy yo.

somos irremediables
el uno para la otra
como la tarde para la mañana.

hay un bar en la esquina de lavalle
y una avenida con elle
que alude a los últimos momentos de una tarde
que contiene las últimas palabras que nos dijimos
y que estarán ahí todavía, merodeando, acaso sin sentido ya
pero están

i'm pretty sure

novemberbertonmmxvifernando

Publicar un comentario

Entrada destacada

Inteligencia Artificial

¡Hola! Soy el robot, ¿cómo estás? ¿Cómo puedo ayudarte esta mañana? Tengo un sinnúmero de funciones entre las que se pueden contar ayuda fi...