miércoles, 27 de julio de 2016

All we are is mere stardust

Podemos dejarnos llevar por nuestros preconceptos o dejar que las cosas nuevas impacten en nuestra sensibilidad. Quizás los nuevos sabores se metan en nuestra boca y recorran palmo a palmo los labios y la lengua con un leve masaje desde afuera hacia adentro. Porque no podemos llegar a lo profundo si no empezamos por la superficie. Somos tan tontos como inteligentes. Un niño empieza a andar luego de haber caído un sinnúmero de veces. Todos tenemos la frente partida por haberle dado a una mesa alrededor de los dos o tres años. Quizás es mejor esperar que pedir, sorprenderse que confirmar, aceptar lo que viene y no rechazar lo que no nos gusta. Quizás sea mejor soñar y contar lo que se ha soñado. Un día, nunca sabremos si a la vuelta de la esquina, alguien nos diga: "con el escudo o sobre él". Y deberemos honrar ese pedido. Mientras tanto, al regreso de cada batalla, con las costillas doloridas de empujar en el subte o en el colectivo, nos espera un momento de calma. Quizás sea mejor descansar. Ya habrá tiempo para nuevas batallas.



bertonmmxvijuliofernando
Publicar un comentario

Entrada destacada

Inteligencia Artificial

¡Hola! Soy el robot, ¿cómo estás? ¿Cómo puedo ayudarte esta mañana? Tengo un sinnúmero de funciones entre las que se pueden contar ayuda fi...