martes, 3 de mayo de 2016

Dormir

nada mejor que dormirse y soñar lo que estabas leyendo
soñar, por ejemplo, que vas en un auto descapotable
y maneja una chica a la que contrataste de choferesa

y acto seguido soñás que salís de Troya con tu padre
y tu hijo en el hombro
mientras tu esposa te hace adiós con la mano
y las murallas caen de manera irremediable

para pasar a pedir limosna en las calles de Yalta
para ir a San Petesburgo
a comprar un hacha
y dar cuenta de esa maldita usurera

pero no creas que es todo, los sueños son sueños
y nada más querido Segismundo
bajáte de tu torre, que ya es hora
de ir a trabajar.







Fernando Berton
Mayo MMXVI

No hay comentarios:

Entrada destacada

Inteligencia Artificial

¡Hola! Soy el robot, ¿cómo estás? ¿Cómo puedo ayudarte esta mañana? Tengo un sinnúmero de funciones entre las que se pueden contar ayuda fi...